dimecres, 2 de maig de 2012

Don Faustino y las rumanas del Caminàs (relato)



Don Faustino es un hombre de mediana edad de Castellón de la Plana. Tiene varias costumbres, como beber, comer y hablar mal de los inmigrantes, que están bien vistas entre sus amistades y familiares. También tiene otras que prefiere no comentar, si no es al cura en el confesionario. Entre estas últimas, está el visitar de cuando en cuando a las prostitutas que ofrecen sus servicios en el "Caminàs", un camino rural de la perifería de la ciudad.

Las prostitutas del Caminàs son todas inmigrantes irregulares. Don Faustino vota a un partido muy xenófobo y muy católico que, hace unos meses, ganó las elecciones generales y ahora gobierna con mano de hierro y tijera de podar. El partido al que vota don Faustino ha decidido negar la atención sanitaria a los y las inmigrantes sin papeles.


Estela es una prostituta sin papeles que trabaja en el Caminàs. Desde hace un tiempo sabe que es VIH-positiva. Las personas VIH-positivas que siguen el tratamiento de esta infección, no tienen habitualmente complicaciones ni infectan a nadie aunque hagan prácticas de riesgo.


En el Hospital General le han dicho a Estela que la Seguridad Social no va a pagarle el tratamiento, cumpliendo con las nuevas normas dictadas por el partido al que vota don Faustino.


Don Faustino irá esta noche al Caminàs y contactará con Estela. Don Faustino no imaginaba que su voto podía infectarlo por VIH

2 comentaris:

  1. Llamar xenófo al PP no es la realidad. El PP ahora mismo es un partido tan socialista como el PSOE, los recortes los empezaron los otros y ahora los continúan estos, ¿o es que hay que recordar que la reforma laboral o la obligatoriedad de elegir un subsidio de desempleo u otro es cosa de ZP?.

    Estos son dos partidos que han arruinado el país. Yo soy español y también me siento discriminado en mi propio país. Los chinos no pagan impuestos durante 5 años. Los españoles si queremos montar un negocio si tenemos que pagarlos. Por supuesto ya tienen en su poder poligonos industriales enteros.

    Los sudamericanos o rumanos reciben ayudas del estado (sin haber cotizado en su vida) que yo no puedo ni soñar. Conozco casos de españoles desahuciados de sus casas por no poder pagar la hipoteca, y conozco otros muchos casos de senegaleses, rumanos etc que el señor juez ha decidido no desahuciar porque varias ONG se han postulado a favor de esta gente.

    Pero lo peor ya no son los inmigrantes de esos paises. Lo peor ahora mismo son los portugueses que nos están invadiendo. Trabajan por sueldos miserables, en condiciones donde la seguridad brilla por su ausencia, no respetan las leyes en el caso de los transportistas, no tienen las mismas obligaciones que nosotros, los cuales nos obligan a realizar cursos y respetar las leyes.

    Me siento discriminado porque he ido a muchas empresas a pedir trabajo y me han dicho que no quieren españoles, si, así como suena. Soy un profesional con más de 20 años de experiencia, mi empresa ha cerrado y ahora me encuentro que o no quieren españoles o trabajo por 500 euros, no respetando la ley de horas de conducción como hacen los portugueses y por supuesto trabajando en negro como hacen la mayoría de los inmigrantes.

    Que envidia me da cuando iba a Francia, Italia o Alemania. Lo que se ve allí te hace soñar con emigrar, pero lamentablemente allí las leyes no son tan suaves como aquí. Allí o entras con un contrato de trabajo en la mano (en mi profesión ya es imposible porque solo aceptan gente de su país) y demostrando que eres solvente o no te quieren ver ni en pintura.

    No es de recibo que en un país con 6 millones de parados, ahora mismo los inmigrantes estén enviando a sus paises más dinero que nunca, cada vez salen más divisas y aquí el paro aumenta. Sin duda así vamos a la ruina más absoluta y cada vez crece más el racismo y el odio de la gente hacia los inmigrantes. Se ve por la calle, la gente está muy quemada y en Europa ya están empezando a crecer los partidos de ultraderecha. En paises como Grecia incluso entrando al parlamento apoyados por el pueblo. Esto pinta muy feo y la cosa puede terminar muy mal si no se toman las medidas adecuadas. Es muy triste que chavales de 20-25 años digan que ojalá vuelva otro Franco. Eso está sucediendo en toda España, gente de sitios muy diferentes opina eso, y eso es algo muy peligroso.

    Yo no soy racista, tengo amigos de color, ayudo siempre que puedo a la gente que se encuentra en la miseria, doy limosnas, colaboro con ONG etc... Pero una cosa no quita la otra, la inmigración debe ser controlada como en otros paises, no puede ser lo que está sucediendo en España. Si hemos llegado a esta situación es en parte por culpa de estas historias. Todo suma y la masiva e incontrolada entrada de inmigrantes que empezó Aznar y luego continúo ZP ha hecho mucho daño al país. La inmigración tiene que controlada como ha sido siempre. Cuando los españoles se iban a trabajar a Francia, Suiza etc, lo hacían de una forma muy especial y conozco casos de enviarlos de vuelta a España a las primeras de cambio por hacer fechorías o bien no estar regulados. Un caso incluso ha tocado en mi familia.

    Solo hay que preguntarse una cosa. Como nos tratan, nos han tratado o nos tratarían en sus paises de origen a nosotros? Desde luego te aseguro que no como aquí. Y se de lo que hablo, por suerte o desgracia me he pateado casi toda Europa y tengo conocimiento de casi todas las culturas.

    ResponElimina
  2. Empecemos por los chinos. La ley que permite a lo extranjeros estar cinco años sin pagar impuestos no se hizo para los chinos, sino para los futbolistas. Que yo sepa no hay muchos chinos jugando en la liga BBVA. Que Intereconomía lo líe todo, y lo convierta en lo que no es, entra dentro de la lógica de una cadena que existe únicamente para evitar que los trabajadores lleguen a tener conciencia de clase. Si se buscan enemigos "exteriores" mucha gente se olvida de quien está sacando beneficio de la crisis.

    Las ayudas fabulosas que reciben los sudamericanos o los rumanos son eso, fabulosas, pertenecientes al reino de la fantasía o de las fábulas.

    El 1% (los super-ricos, aunque ellos prefieren que les llamen "los mercados") está muy feliz de ver cuanto tonto se dedica a odiar a los diferentes.

    ResponElimina